Cliente
Asociación Civil
Año
2016
Programa
Cultural
Estatus
Proyecto
Edificación
260 m²
Superficie
1,855 m²

El consejo convocó a un concurso al que nos invitó junto a otras dos oficinas de arquitectura. Nosotros ganamos, sobre todo porque supimos aprovechar estratégicamente la construcción existente y ahorramos recursos.

 

La propuesta

Empezamos a trabajar con la Alianza Francesa desde hace seis años, cuando ganamos el concurso para diseñar la mediateca. Desde entonces, cada verano hemos trabajado con ellos dando mantenimiento y mejorando ciertas áreas.

La Alianza francesa es una institución financiada por el gobierno francés para promover su cultura en diferentes países. En la ciudad de Puebla, es dirigida por un consejo de mexicanos y franceses viviendo en la misma ciudad, por lo cual es uno de los mejor administrados en Latinoamérica. Gracias a ello ahora pueden invertir en un cine-auditorio que les permitirá ser sede del Tour de Cine Francés, una de sus iniciativas más importantes a nivel nacional.

Nos pedían que el auditorio estuviera en la parte trasera del edificio, donde ahora hay un estacionamiento. Nosotros analizamos el conjunto y propusimos una ubicación completamente diferente, al frente, donde ahora existe una amplia galería de arte. Esto significaría un ahorro económico del 50%, pues en lugar de construir por completo un nuevo espacio, remodelaríamos uno ya existente y básicamente infrautilizado. Nos ahorramos la estructura, aprovechamos la diferencia de niveles para tener la isóptica adecuada y la galería la pasamos a la parte de atrás –donde ahora es una terraza– con acceso directo al jardín.

El edificio –diseñado a finales de la década de los 60– fue construido sobre un zócalo y por lo tanto se accede a través de una escalinata. Lo que en otra época distinguía a las instituciones sólidas e importantes, hoy envía un mensaje de poca inclusión, contradictoria con las nuevas políticas de puertas abiertas de la Alianza, donde cualquiera y sin necesidad de estar inscrito, puede utilizar sus computadoras, leer en la biblioteca o ver una película en la mediateca.

El programa incluye una bodega y un área de control lumínico; y la remodelación de la galería y las oficinas.

 

La volumetría

Para lograr las dimensiones del auditorio tuvimos que sacar un volumen volado sobre una especie de jardinera existente. No queríamos ser discretos, ni mimetizarnos con la fachada existente, queríamos hacer notar la inversión y al mismo tiempo constituir la insignia de una nueva imagen.

Mediante maquetas y dibujos fuimos puliendo la forma. Al principio sólo respondía a la geometría necesaria para lograr las dimensiones e isóptica adecuadas. En seguida estudiamos la traza del lugar y como resultado de la proyección de los mismos ejes, dimos forma a la nueva volumetría: una especie de roca-diamante incrustada en la esquina.

 

Créditos

Rodrigo Jaspeado y David Sánchez